1 0 3000 0 300 123 30 https://blog.patasbox.com 960 1

Post invitado: Adiestramiento basado en refuerzo positivo

Daniel ha venido de invitado al blog a hablarnos sobre adiestramiento con refuerzo positivo. ¡Atentos a sus consejos!

Daniel, dueño del blog perrosrazapequeña.com, ha venido a hablarnos sobre cómo adiestrar a un perro de forma eficaz. Hemos leído y hemos visto hablar a expertos sobre muchas formas de adiestramiento, pero Daniel viene a dar unos tips para educar con refuerzo positivo.

Aunque no existe un método infalible a la hora de adiestrar a un perro, debemos tener en cuenta ciertas pautas que suelen funcionar muy bien con casi todas las razas. Entrenar a un cachorro desde casa puede no ser una tarea tediosa si sabes ponerte en la piel de tu amigo canino.

Por otro lado, algunas razas presentan mayores dificultades a la hora de asimilar nuevos conceptos. Por ejemplo, la raza pug, que ostenta el puesto 57 en la escala de la inteligencia de Stanley Coren, puede precisar más tiempo que un caniche para interiorizar una misma idea.

¿Cuándo debo comenzar el adiestramiento?

El adiestramiento no debe comenzar antes de las ocho semanas de vida. Será en este momento cuando nuestro cachorro habrá madurado lo suficiente como para superar el periodo de destete e incorporarse a su nuevo hogar. Sin embargo, no debemos saturarlo de información en una fase tan prematura. Sus conexiones neuronales todavía no han madurado y, si bien es un buen momento para que asimile algunas nociones básicas, todavía no está preparado para superar con éxito adiestramientos complejos.

Adiestramiento básico para cachorros

El periodo de adiestramiento es una fase excitante en la que estrecharás unos lazos inquebrantables con tu mascota. Para que esto ocurra, es imprescindible que tengas paciencia y te tomes cada sesión como un momento de diversión. Recuerda que el refuerzo positivo es el pilar sobre el que se sustentará un buen entrenamiento.

La primera toma de contacto ha de ser simple y concisa. Un buen punto de partida puede ser enseñarle a reconocer su propio nombre. Aunque suena evidente, no son pocos los dueños que modifican el apelativo de su mascota a edades tempranas, generándole una gran confusión y dificultando su aprendizaje. Para que esto no ocurra, has de ser claro y conciso en cada orden, procurando no entrar en contradicciones.

Como sabes, tu cachorro no podrá salir a la calle hasta pasadas las doce semanas de vida, momento en el cual se le suministrarán las últimas vacunas obligatorias. Puedes aprovechar este periodo de estancia en casa para enseñarle algunas nociones básicas de convivencia. Te recomendamos que, desde el primer momento, dejes clara la jerarquía en el grupo familiar. De esta manera, os resultará mucho más sencillo tanto a ti como a tu mascota respetar las necesidades y los espacios de cada miembro del hogar.

Por otro lado, deberás proporcionar a tu cachorro un lugar tranquilo donde dormir y un espacio donde pueda hacer sus necesidades.

Adiestramiento de nivel medio

Una vez superados los cuatro meses de vida, nuestro pequeño amigo estará preparado para asimilar conceptos más complejos. Empezará a adquirir las costumbres habituales de cualquier otro perro, convirtiéndose ésta una fase fundamental en el desarrollo de su carácter. Será en este momento cuando deberás socializar a tu compañero tanto con otras personas como con otros perros. Este hito del entrenamiento definirá por completo su personalidad durante el resto de su vida, por lo que te recomendamos que lo saques a pasear al menos dos o tres veces al día. Aprovecha estos momentos para introducir órdenes básicas en su rutina, como “vamos”, “stop” o “venga”. Para que el aprendizaje resulte más eficaz, ten preparadas algunas golosinas con las que recompensarás a tu amigo cuando consiga acatar una orden con éxito.

Sin embargo, uno de los aprendizajes más importantes que tu mascota deberá asimilar es el de hacer sus necesidades fuera del hogar. Para lograrlo, puedes aplicar el siguiente truco: recubre con papel de periódico la zona donde tu perro hace pipí en casa y desplázala hacia el exterior unos pocos centímetros al día. Llegado el momento, tu perro estará haciendo sus necesidades en el exterior sin haberse dado cuenta siquiera.

Adiestramiento de nivel avanzado

Podemos considerar que los ocho meses de edad es el momento óptimo para el aprendizaje, ya que tu perro será lo suficientemente maduro como para asimilar nociones avanzadas y lo suficientemente joven como para hacerlo de manera rápida y eficaz. Es en esta fase cuando debemos ser más exigentes con nuestro amigo, sometiéndolo a entrenamientos “más duros” que lo estimulen tanto física como mentalmente.

Consejos básicos

A continuación te ofrecemos algunos consejos básicos que, sin duda, te ayudarán a optimizar el adiestramiento:

  • Las sesiones no han de durar más de 15 minutos, ya que a partir de este momento la concentración de tu perro disminuirá.
  • Procura mantener la disciplina. Utiliza siempre las mismas palabras para dar órdenes, evitando caer en contradicciones. Los perros son animales de costumbres que asimilan conceptos por repetición y no por razonamiento.
  • El refuerzo positivo es fundamental. Procura recompensar siempre los aciertos y evitar malos gestos. Adiestrar a tu cachorro ha de ser un momento placentero para ambos, y será mucho más llevadero si ambos disfrutáis del entrenamiento.
  • El aprendizaje ha de completarse dentro del primer año de vida. Cualquier nuevo concepto que trates de enseñarle a tu mascota fuera de este periodo revestirá mayores dificultades, ya que sus conexiones neuronales habrán madurado.

Uno de los momentos más críticos es cuando tu perro se queda solo en casa. Trabajar con él qué cosas puede hacer y cuáles están mal es un trabajo tedioso y que requiere que le dediquemos tiempo. En este post os contamos qué hace tu perro cuando lo dejas solo en casa y os damos algunos tips para mejorar su conducta.

Post invitado
Post previos
Puppy hour: Así fue...
Siguiente post
Buena causa mayo: Ti...
0 Comentarios
Dejar una respuesta